blog

Glaseado de ajo negro de mossberry

El otoño es la temporada perfecta para realizar algunas de nuestras actividades favoritas. A medida que cambia el clima, es el mejor momento para pasar un poco más de tiempo en la cocina a medida que el clima se vuelve más frío, experimentando con nuevos ingredientes y sabores con los que quizás no hayas cocinado antes. Para nosotros en Wisconsin, el otoño (también conocido como temporada de caza) es un buen momento para experimentar con carnes como el venado. Y afortunadamente para nosotros, el ajo negro es una gran adición a las recetas que querrá preparar para su familia a medida que cambia el clima. Es balsámico y un poco melaza, lo que lo convierte en una maravillosa adición a sopas y guisos, ensaladas calientes y platos de pasta.

Esta semana, nos estamos poniendo un poco elegantes para nuestra receta de la semana. El National Post de Canadá lanzó recientemente esta receta para aquellos de nosotros que estamos mirando fijamente el largo invierno. El glaseado de ajo negro con bayas de musgo y las bayas de trigo con hierbas son una adición encantadora a las piernas de venado y le dan un sabor que podría ser un poco nuevo para ti.

Incluso si no experimenta inviernos largos y oscuros (mirándolos a ustedes, amigos de Florida), esta es una receta excelente para probar. Ya sea que sea nuevo en la carne de venado o no tenga idea de lo que es una baya de musgo, aquí hay algo para todos. ¡Buen provecho!

Ingredientes

Para las bayas de trigo:
1 taza (250 ml) de bayas de trigo
3 tazas (750 ml) de agua
6 a 8 ramitas de tomillo fresco
2 ramitas de romero fresco
1 chalota, en rodajas
1/2 cucharadita (2,5 ml) de sal

Para las piernas de venado a la brasa:
3 tazas (750 ml) de harina para todo uso
3 cucharaditas (15 ml) de sal
1 cucharadita (5 ml) de pimienta negra recién molida
4 x 450 g (1 lb) de patas de ciervo rojo, corte transversal (con hueso)
3 cucharadas (45 ml) de aceite de oliva
1 cucharada (15 ml) de mantequilla
4 a 6 tazas (1 a 1.5 L) de caldo de hueso de bisonte (la receta está en el libro) o caldo de res de buena calidad
1 zanahoria, picada en trozos grandes
1 costilla de apio, picado en trozos grandes
1 cebolla blanca, picada
1 bulbo de ajo, separado en dientes y pelado
2 cucharadas (30 ml) de granos de pimienta negra enteros
2 hojas de laurel (frescas o secas)
8 cebollas silvestres o verdes, para decorar
1 cucharada (15 ml) de ajo picado
1 calabacín mediano, cortado en cubitos

Para el glaseado de ajo negro y moras:
1/2 taza (125 ml) de musgo (ver nota)
1/3 taza (80 ml) de dientes de ajo negros (aproximadamente 30)
5 cucharadas (75 ml) de aceite de canola, cantidad dividida
1/4 taza (60 ml) de miel orgánica de buena calidad
Jugo de 1/2 limón

Direcciones

PASO 1

Remojar las bayas de trigo: Coloca las bayas de trigo en un tazón o cacerola y cúbrelas con al menos 2,5 cm (1 pulgada) de agua fría. Remojar durante la noche.

PASO 2

Preparar las piernas asadas: Combina la harina, 3 cucharaditas (15 ml) de sal y la pimienta negra en un plato poco profundo. Seque las patas de venado con una toalla de papel y póngalas en la harina sazonada para cubrirlas por completo. Elimine el exceso de harina.

PASO 3

En una sartén profunda y pesada, un horno holandés o una olla con tapa hermética, caliente el aceite de oliva y la mantequilla a fuego medio-alto. Dorar los vástagos, dorando bien por todos lados, durante aproximadamente 2 minutos en total. Transfiera las piernas a un plato y reserve; sartén de reserva.

PASO 4

Vierta el caldo de hueso de bisonte en la sartén reservada y cocine, raspando los trozos dorados del fondo de la sartén, durante unos 5 minutos. Agregue la zanahoria picada, el apio, la cebolla blanca, el ajo, los granos de pimienta y las hojas de laurel. Regrese las patas doradas a la sartén, con el hueso sobresaliendo y asegurándose de que el líquido llegue a la mitad o tres cuartas partes de la pata. Reduzca el fuego a medio-bajo y cocine a fuego lento. Tape y cocine por 1 1/2 horas, o hasta que la carne esté muy tierna y se desprenda del hueso. Verifique el nivel del líquido cada 20 o 30 minutos, agregando un poco más de caldo o incluso agua, si es necesario, para asegurarse de que las piernas queden cubiertas con el caldo.

PASO 5

Cocine las bayas de trigo: Mientras tanto, escurre las bayas de trigo, desechando el líquido de remojo. Transfiérelos a una olla y agregue 3 tazas (750 mL) de agua fría y el tomillo, romero, chalote y sal. Llevar a ebullición suave a fuego medio. Cubra parcialmente con una tapa y cocine hasta que las bayas de trigo comiencen a partir la piel, aproximadamente 1 hora (deben estar tiernas pero masticables). Escurrir y desechar las hierbas y los trozos de chalota. Dejar de lado.

PASO 6

Hacer el glaseado y terminar los mangos: Combine las moras, el ajo negro, 2 cucharadas (30 ml) de aceite de canola, la miel y el jugo de limón en una licuadora o procesador de alimentos y haga puré hasta que quede suave. Dejar de lado.

PASO 7

Precaliente una parrilla a fuego medio-alto (350 ° F / 180 ° C) o precaliente el asador de su horno a fuego alto.

PASO 8

Cepille las cebollas silvestres con 1 cucharada (15 ml) de aceite de canola. Ase a la parrilla o ase hasta que esté verde brillante y se marchite con bonitas marcas de carbón, de 30 segundos a 1 minuto. Dejar de lado.

PASO 9

Retirar las patas del líquido para estofar y untar con la salsa de ajo negro y moras. Ase a la parrilla, o colóquelo en una sartén y ase, de 2 a 3 minutos por lado, hasta que la salsa se caramelice (observe con atención para que no se queme). Deseche el líquido para estofar.

PASO 10

Saltear el calabacín y calentar las bayas de trigo: Caliente 2 cucharadas (30 ml) de aceite de canola en una sartén a fuego medio-alto hasta que brille. Agregue el ajo picado y cocine durante unos 2 minutos, hasta que esté fragante. Agregue los calabacines y cocine hasta que estén tiernos, aproximadamente 5 minutos. Agregue las bayas de trigo preparadas y cocine, revolviendo ocasionalmente, durante unos 5 minutos, hasta que las bayas de trigo estén bien calientes. Cubra para mantener el calor.

PASO 11

Ensamblar el plato: Disponga 1 pierna por plato para servir, junto con cantidades uniformes de las bayas de trigo y las cebollas silvestres asadas.

Hace: 4 porciones

Notas: Si no puede encontrar mossberries, sustituya las bayas de enebro, las bayas de saskatoon o las grosellas rojas, que son acompañamientos de sabor clásicos para el juego. Dependiendo de la dulzura de las bayas que elija para esta receta, es posible que desee ajustar la cantidad de miel que usa.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario. Selecciona aceptar para continuar navegando. Política de cookies

Ir arriba